COMPRA DE LIBROS

Como descargar los libros y verlos, online.

Después de pagar por Paypal, debes refrescar mi URL y verás habilitada la opción para abrir el libro (ícono con forma de ojo que tiene la leyenda “Ver la publicación”). Al abrirlo, puedes leerlo (online) y también descárgalo como PDF desde la opción “Descargar” que verás en la parte inferior del libro. Fácil y sencillo, que los disfrutéis.

miércoles, 30 de abril de 2014

Implantes cocleares

Nuestra voz debe ser escuchada

El pasado viernes, decenas de familias me acompañaron hasta el Ministerio de Sanidad en Madrid para entregar las más de 173.000 firmas que hemos recogido para que se regule el mercado de los implantes cocleares en España.



viernes, 18 de abril de 2014

Muere García Márquez

Muere García Márquez
Siempre estará en nuestros corazónes




Si alguien llama a tu puerta, amiga mía,
y algo en tu sangre late y no reposa
y en su tallo de agua, temblorosa,
la fuente es una líquida armonía.

Si alguien llama a tu puerta y todavía
te sobra tiempo para ser hermosa
y cabe todo abril en una rosa
y por la rosa se desangra el día.

Si alguien llama a tu puerta una mañana
sonora de palomas y campanas
y aún crees en el dolor y en la poesía.

Si aún la vida es verdad y el verso existe.
Si alguien llama a tu puerta y estás triste,
abre, que es el amor, amiga mía.
 

Gabriel García Márquez

jueves, 17 de abril de 2014

Mañana





Mañana

Cierro los ojos, y tapo mis oídos, 
para no oír tus devastadores insultos.

Cristales rotos, puertas que se abren 
y se cierran de golpe, gritos y más gritos, 
y de repente, bofetones y palizas, 
marcan mi cara y mi cuerpo de niña dulce e inocente, 
y mi moral por el suelo.

Mi hija aterrada que la protege mi cuerpo, 
llora desconsolada porque no sabe, 
no comprende.

Mis ojos morados por tus golpes, 
mi cuerpo magullado por tus frustraciones, 
y luego más tarde abrazos, 
lágrimas de arrepentimiento 
y mi aterrado y obligado perdón.

Quiero correr, hasta que no quede camino 
por recorrer, donde no me puedas encontrar, 
pero no existe camino, y sigo aquí paralizada 
día a día por el agotamiento y por el dolor, 
que me proporcionan tus inseguridades, 
por no saber a donde ir, ni por quien preguntar.

Y miro a mi hija… 
tengo que hacerlo, tengo que hacerlo, 
por ella, por mí, pero ese miedo aterrador, 
me dice que no debo. 

Mañana, mañana lo pensaré, 
mañana te dejaré, seguro, será mañana.

Del libro “Desde el corazón”

De Ana Giner

viernes, 11 de abril de 2014

Activar el cerebro

Cuatro ejercicios físicos para activar el cerebro



1) Taichí
Los adultos que efectúan los suaves y fluidos movimientos de este milenario arte marcial chino tres veces por semana presentan un mayor volumen cerebral y obtienen mejores resultados en test de memoria y razonamiento, como revelaba un estudio realizado durante ocho meses con voluntarios y que se dio a conocer en el Journal of Alzheimer’s Disease.

2) Juegos malabares
Aunque pueda parecer pueril, hacer juegos malabares con pelotas, mazas o arosaumenta hasta en un 5 % el volumen de materia blanca cerebral, que contiene las fibras que transmiten impulsos eléctricos entre diferentes regiones del cerebro. Estos cambios, concluían científicos de Oxford en la revista Nature Neuroscience, implican una mejora de la visión, sobre todo periférica.

3) Kárate
También la sustancia blanca del cerebro de los karatecas experimentados se estructura de forma distinta a la del resto de los mortales.?Concretamente, su cerebelo y corteza motora controlan y coordinan mejor los movimientos corporales, tienen más fuerza muscular y son más precisos. Unas cualidades muy útiles a edades avanzadas. ?

4) Cualquier deporte
Realizar alguna actividad física a diario aumenta el número de mitocondrias que suministran energía a las células, tanto en los músculos como en las neuronas, según explicaron hace poco investigadores de la Universidad de Carolina del Sur. Eso implica que practicar deporte de manera asidua reduce tanto la fatiga física como el cansancio mental.

Otras muchas recomendaciones avaladas por la ciencia en el dossier 100 consejos para llegar a los 100, escrito por Elena Sanz. Puedes leerlo en el número 395 de Muy Interesante.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.
 
Fuente: Muy Interesante

 

 

viernes, 4 de abril de 2014

La fortuna de Richelieu

¿Quién dejó parte de su fortuna a sus gatos?


Se trata de Richelieu, cardenal, noble y hombre de Estado que manejó los hilos del poder en la Francia del siglo XVII. Su nombre de cuna era Armand Jean du Plessis (1585-1642), y fue cardenal y duque de Richelieu, duque de Fonsac y superministro de Luis XIII.

Sin duda era el hombre más poderoso de París de su tiempo, pero tenía una debilidad: los gatos. Este aristócrata descendiente de la nobleza de Poitou, gran mecenas del arte y fundador de la Academia Francesa, apodado L'Éminence rouge por su eterna vestimenta púrpura propia del cardenalato, compartía su casa con 14 felinos, casi todos de raza de angora.

Entre ellos destacaban Lucifer, de pelo negro y carácter salvaje; Gazette, que tenía la costumbre de orinar sobre los invitados que no le gustaban; Ludovico el Cruel, tremendo cazador de ratones, y su pareja, la gata polaca Ludoviska; Serpolet, aficionado a tomar el sol; Príamo y Tisba, que dormían enlazados como los legendarios amantes; y Soumise, que era la gata favorita de Richelieu.

Su Eminencia reservó para ellos una habitación especial en la corte y les daba de comer a base de patés de pollo. Siempre estaba rodeado de sus mininos, a los que encomendó la misión de proteger los libros de la biblioteca real de los omnipresentes ratones.

A lo largo de su vida, el cardenal amasó una cuantiosa fortuna de 20 millones de libras, de los cuales a su muerte legó un millón al rey, pero también se acordó en su testamento de sus queridos felinos: les dejó en herencia una casa, comida asegurada mediante una cuantiosa asignación económica y dos cuidadores encargados de que no les faltase de nada.
FUENTE: Muy interesante