COMPRA DE LIBROS

Como descargar los libros y verlos, online.

Después de pagar por Paypal, debes refrescar mi URL y verás habilitada la opción para abrir el libro (ícono con forma de ojo que tiene la leyenda “Ver la publicación”). Al abrirlo, puedes leerlo (online) y también descárgalo como PDF desde la opción “Descargar” que verás en la parte inferior del libro. Fácil y sencillo, que los disfrutéis.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Terror en la red








Esta imagen está bajada de la red.




He visto muchas películas
como la que vi ayer pero esta me ha dejado más mal que las que haya podido ver.
Todavía sigo dándole vueltas en mi cabeza, puesto que estaba basada en hechos
reales.










Trata de las redes y
de cómo nos fiamos y confiamos, todos nuestros datos a no se sabe quien.


Un matrimonio, ella
ayuda a chavales con cierta dosis de agresividad en un colegio y él, arquitecto
en paro. Él chatea con Alison, una muchacha con problemas graves mentales. Evidentemente
él no lo sabe, pero intentará hacerle la vida imposible a su esposa. Y vaya si
la hace. Hasta tal extremo que peligra su trabajo, su vida y hasta su credibilidad.
Me dejó muy mal saber de boca.


Somos demasiado confiados,
contamos cosas que luego las pueden utilizar en nuestra contra y sin embargo,
no le damos la mínima importancia y la tiene, vaya si la tiene.


Hay personas muy
reacias a conectar la Web-Can, cuando es lo más fiable que existe hoy por hoy,
para ver si en realidad a quien tienes al otro lado, es quien dice ser.





Ana Giner.

4 comentarios:

Anonymous dijo...

Qué miedo. Solo con pensar que todo cuanto dices, cuentas y confías en alguien, puede ser lanzado a la red sin más escrúpulos que el que pueda tener dicha persona, tan solo por hacer daño, es para mi, impensable como mínimo.
Ojala hubiera manera de poder cazar a estos depravados/as, que lo único que buscar es el dolor ajeno, sin medir las consecuencias , que pueden resultar de sus depravaciones.
Muy buena entrada Ana, gracias por recordarnos que hay que tener mucho cuidado a quien le cuentas tu vida por la red.
un beso y ya sabes, muchos te quieros.

*L* dijo...

Buena entrada! Gracias por advertírnoslo y recordárnoslo, Ana. :)

Besitossssss.

Aurora dijo...

Aunque tienes razón en lo q dices, y se agradece el consejo, el exceso de confianza es malísimo no sólo en lo que se refiere a Internet, sino en cualquier faceta de la vida. Los que tú creías tus amigos pueden armártela más "gorda" que nadie si se lo proponen. No obstante es insano el andar por la vida recelando de cualquier situación o persona. Los extremos siempre son perjudiciales.
Un abrazo Ana.

¡Feliz día!

Rebecca dijo...

hola Ana,
tienes toda la razón!
Hace poco apareció en la prensa de ninas que chateaban con hombres pedofiles muy mayores de edad y se hacían pasar por chicos de 16 y 17 agnos.
Increíble, pero así ocurre!
Tenemos (no debemos) tenemos que tener mucho cuidado con el Internet y sus chats sociales!

un abrazo^^