COMPRA DE LIBROS

Como descargar los libros y verlos, online.

Después de pagar por Paypal, debes refrescar mi URL y verás habilitada la opción para abrir el libro (ícono con forma de ojo que tiene la leyenda “Ver la publicación”). Al abrirlo, puedes leerlo (online) y también descárgalo como PDF desde la opción “Descargar” que verás en la parte inferior del libro. Fácil y sencillo, que los disfrutéis.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Agradecimientos












No me encuentro bien de salud. Pero esto quien me conozca ya lo sabe de sobra. El otro día tenía fecha para el Reumatólogo especialista en fibromialgia  después de esperar casi 10 meses a que me dieran fecha. El cual confirmó el grado de fibromialgia y fatiga crónica era, del cien por cien. Está claro que de en vez de mejorar, esta enfermedad se ha ido agravando con los meses.





Yo intento hacer las cosas, aunque hay veces que me sean imposibles, pero en mí vocabulario no existe la palabra imposible mientras se este vivo/a. Así que me esfuerzo demasiado y de ahí el coste tan grande que pago por el esfuerzo. Mí único aliciente es escribir, transmitir mis sensaciones y sentimientos en forma de poemas o a través de la narrativa.





La presentación en Úbeda-Jaén, organizada integra por mí amiga Yolanda era y fue todo un cúmulo de sensaciones y experiencias que jamás podré agradecerle ni olvidar. Como tampoco el cariño que me ofreció toda su familia ni el de ella misma. Mujer sensible, cariñosa, grande persona y ofreciéndome todo cuanto tiene de corazón. Yo no conocía Úbeda, de hecho no conozco nada de Andalucía, pero poco a poco voy conociendo y mí impresión es de hospitalidad. Eso es lo que me ofrecen las personas que tengo la inmensa suerte de conocer. Como le dije en una de tantas conversaciones a Yolanda.  La amistad se siembra por ambas partes y la mía hacía ella perduraría  de por vida. No hablo por hablar ni estaba haciendo demagogia. Ella ya sabe que mí casa, mi cariño y todo cuanto necesite lo tiene de mí en el momento que ella guste.





Como no, agradecerle a Mª Carmen Ruiz Ara, profesora y escritora, la presentación que hizo del libro y de mí persona.





No podía dejar de ir a la presentación de mí libro. Yo y ellas sabemos lo que me ha costado hacer un viaje estando fastidiada como estoy, pero después de todo lo organizado, me era imposible negarme.





A las dos. Gracias de corazón.







lunes, 9 de noviembre de 2009

El amor de los animales






Fotografía de Hachikō a avanzada edad





Hachikō, a veces conocido en japonés como 忠犬ハチ公 (Hachikō, el perro fiel), era un perro de raza Akita nacido en noviembre de 1923 en la ciudad de Odate (Prefectura de Akita, Japón). En 1924 fue trasladado a Tokio por su amo, Eisaburō Ueno, un profesor del departamento de agricultura de la Universidad de Tokio. El perro le saludaba cada día desde la puerta principal y le despedía al final del día en la cercana estación de Shibuya. Incluso tras la muerte de Ueno en mayo de 1925, Hachikō volvió cada día a la estación a esperarle, y lo hizo durante los diez años que transcurrieron hasta su propia muerte.
La devoción que Hachikō sentía hacia su amo fallecido conmovió a los que le rodeaban, que le apodaron el perro fiel. En abril de 1934, una estatua de bronce fue erigida en su honor en la estación de Shibuya, y el propio Hachikō estuvo presente el día que se presentó la estatua. La estatua fue reutilizada a causa de la Segunda Guerra Mundial, pero se erigió otra estatua en agosto de 1947, que aún permanece y es un lugar de encuentro extremadamente popular, tanto que en ocasiones la aglomeración de gente dificulta el encuentro. También hay una estatua similar en Odate, delante de la estación de Odate, y también se encuentra otra estatua del perro y su amo en el parque de Ueno.

Hachikō murió de filariasis en marzo de 1935. Sus restos disecados se encuentran en el Museo de Ciencias Naturales de Ueno (Tokio).

Hachikō es el protagonista de la película de 1987 Hachikō monogatari.

domingo, 1 de noviembre de 2009

El placer de sentir placer









Mis labios rozan por


tú frondoso pubis


y tú mirada encendida.





Tus manos acercándose


a mis pechos,


que de contento,


están firmes por el deseo.





No pierdas de vista


mi jardín que prominente


te invita al deseo.





Apresúrate y


adéntrate en él,


que mis piernas


se entreabren,


para que lo riegues


con tú savia.





A.G.

 Poema
erótico e inédito de mí próximo libro.